¿Sociedad anónima o sociedad limitada?

Share Button

¿Sociedad limitada o anónima?Entre el abanico de formas societarias del ordenamiento jurídico español, las dos más utilizadas son la sociedad limitada y la sociedad anónima. Pero, entre estas dos fórmulas, ¿cómo decidir cuál es la más adecuada a nuestro proyecto empresarial?

De hecho, esta consulta es una de las más habituales que se realizan a los expertos en derecho mercantil. Ambos modelos de sociedad tienen características favorables que vamos a enumerar para ayudarle en su decisión.

Entre las características que definen el modelo de sociedad limitada, hay que destacar las siguientes:

  • Menor exigencia de capital para su constitución.
  • Mayor flexibilidad y menos exigencia en cuanto a las formalidades en sus aspectos sociales.
  • Las aportaciones de capital social (participaciones) no son negociables, lo que puede significar una importante ventaja para la pequeña empresa si lo que se quiere es blindar la entrada de nuevos socios.
  • En la sociedad limitada se da una mayor defensa del socio y de las minorías mediante una amplia y abierta regulación del ejercicio del derecho de separación.

“La sociedad limitada se define como la fórmula más adecuada para la constitución de una pyme, mientras que la sociedad anónima será la más apropiada para las grandes empresas”

Por otra parte, la sociedad anónima cuenta con un factor positivo:

  • El carácter negociable de las acciones en la sociedad anónima permite acceder a los mercados secundarios de valores, posibilitando la ampliación de capital mediante la oferta pública de acciones.
Sociedad limitada o sociedad anónima según el tamaño de la empresa

 

En nuestro país, el modelo de sociedad limitada es el mayoritario. Por cada sociedad anónima, existen más de seis sociedades limitadas. Esta proporción es mucho mayor si analizamos la constitución de las sociedades. En la actualidad, por cada sociedad anónima creada se constituyen veintidós sociedades limitadas, aproximadamente.

Sin duda, esta opción tan elevada en nuestro país por el modelo de sociedad limitada es consecuencia de la tipología empresarial existente, en el que más del 99% de las empresas son pequeñas y medianas. El carácter más personalista, flexible y más cerrado que presenta la sociedad limitada puede ser la justificación de que sea la forma jurídica más utilizada por las pymes de nuestro país.

Por tanto, podemos deducir que la sociedad limitada se define como la fórmula más adecuada para la constitución de una pyme, mientras que la sociedad anónima será la más apropiada para las grandes empresas.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *